El Parlamento griego aprobó el plan de ajuste en una jornada marcada por la violencia

Pese a las resistencias y a las críticas, el Congreso de Grecia aprobó hoy el plan de ajuste acordado por el gobierno del primer ministro griego, Alexis Tsipras, con los acreedores internacionales y el Eurogrupo con 229 votos a favor, 64 en contra y seis abstenciones.

Yanis Varoufakis, el ex ministro de Finanzas desplazado tras el referéndum, fue uno de los que votaron contra plan de austeridad del Gobierno. También lo hizo la presidente del Parlamento, Zoe Konstantopoulou.

La jornada estuvo marcada por los incidentes. Mientras los parlamentarios debatían, manifestantes que protestan contra el paquete de austeridad aplicado por el gobierno de Alexis Tsipras arrojaron bombas molotov contra la policía en la plaza Syntagma de Atenas, a pocos metros del Parlamento.

“No a las privatizaciones, salvemos los puertos, la DEI (compañía nacional de electricidad), los hospitales”, pedían los manifestantes en una bandera. El sindicato de empleados públicos exigía en una pancarta que se “borre la deuda”. La policía reprimió la movilización.