El Estado Islámico quemó vivo al piloto jordano que tenía capturado

Maaz al Kasasbeh había caído en manos de los yihadistas después de que su avión se estrellara en Raqqa. Amán negoció su liberación, pero ISIS decidió asesinarlo del modo más cruel.

Yihadistas del Estado Islámico aseguran en un video difundido este martes en Internet haber quemado vivo al piloto jordano que había sido en su poder mientras realizaba vuelos de reconocimiento sobre la ciudad que ISIS ha establecido como sede de su califato.

Las imágenes difundidas son explícitas y grafican el sufrimiento del hombre por cuya vida el Gobierno jordano había aceptado intercambiar a la terrorista Sajida Al-Rishawi, quien está en el corredor de la muerte de las cárceles de Amán.