El diputado Aguilera “está lúcido” tras sufrir ataque cardíaco.

El diputado de la ANR, Cándido Aguilera (49), internado en terapia intensiva del sanatorio San Roque de la capital, evoluciona favorablemente tras sufrir un ataque cardíaco ayer, mientras se dirigía al parlamento. “Él está bien y lúcido” expresó Alejandro Aguilera, hijo del legislador, calificando a su padre como “un adicto al trabajo”.