“Con los militares hay mayor tranquilidad”.

El intendente de Tacuatí, Orlando de Vaca, señaló que en la zona hay mayor tranquilidad desde que la presencia militar y policial se fortaleció desde el miércoles. Informó que el aserradero, propiedad de los Lindstrom, esta vacío actualmente, pero en la época que Luis Lindstrom vivía, empleaba a mas de 400 personas.