Charlie Hebdo ya no publicará más caricaturas de Mahoma

Luego de que el 7 de enero asesinaran a 12 empleados en un ataque terrorista, desde la publicación francesa anunciaron que “el debate interno es tan intenso que ha llegado el momento de parar”. “El trabajo está hecho. El grito está dado”, lamentó el editor, Lauren Sourisseau.

En diálogo con la revista alemana Stern, explicó: “Dibujamos a Mahoma para defender el principio de que uno puede dibujar lo que quiera. Es extraño: se espera que ejerzamos una libertad de expresión que nadie se atreve a ejercer”.

El dibujante Luz, director del semanario y autor de la primera portada luego del atentado, anunciaba que se retiraba en septiembre porque estaba agotado emocionalmente. En aquella portada se veía a Mahoma con un cartel que decía “Je suis Charlie” (Yo soy Charlie), un mensaje del que se hizo eco el mundo entero; y la leyenda “Tout est pardonné” (Todo está perdonado).

El ataque terrorista

El 7 de enero, dos hermanos yihadistas entraron a la redacción de Charlie Hebdo en París y asesinaron a 12 empleados, entre los que se contaban algunos de los caricaturistas más prestigiosos. El violento episodio fue en contra de los dibujos sobre el profeta que solía publicar la revista, considerados ofensivos por el Islam.