Caricaturista sueco Lars Vilks se muda para evitar nuevos atentados

El dibujante sueco Lars Vilks, que probablemente estuvo en la mira del atentado de este fin de semana en Copenhague, abandonó su casa para residir en un lugar no relevado.

La noticia se produce después de que otros vecinos de la pequeña ciudad de Höganäs, en el sur de Suecia, expresaran preocupación por su seguridad.

Vilks vive cerca de una escuela primaria y una guardería. Anteriormente Vilks ya sufrió varios intentos de asesinato, después de dibujar al profeta Mahoma como un perro.