Brasil confirmó que sí importó energía de Yacyretá

La CCEE informó que la importación de energía argentina registrada la semana pasada desde la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) se dio en carácter de emergencia y no se realizó ninguna transacción comercial. Es decir, Brasil no pagó por la energía y devolverá toda la cantidad utilizada, pero solo cuando tenga excedentes en generación. La información fue publicada ayer en el medio brasileño Estadâo.

De acuerdo con el reporte, Brasil y Argentina tienen un acuerdo binacional de asistencia en casos de emergencia. Las adquisiciones de energía se dan cuando la emergencia en el sistema de generación o transmisión comprometen el cumplimiento de la carga, tal como aconteció el pasado martes 20 de enero.

El Operador Nacional del Sistema (ONS) informó que la deuda de energía, que mantiene Brasil con Argentina, ya ascendió a 11.000 megavatios hora (MWh), producto de la cesión realizada días atrás.

Los brasileños ya debían 9.185 MWh a los argentinos por energía adquirida a través de la central Garabí (situada en Garruchos, Río Grande do Sul) y consumieron 2.000 MWh el martes pasado. La energía que llega a Garabí es habitualmente de Yacyretá.

Técnicos locales y el propio Juan Schmalko, director paraguayo de la EBY, confirmaron que Brasil y Argentina suelen realizar estas operaciones. El problema radica en que si Brasil pagó por la energía de Yacyretá, se convierte en una venta, algo que el Tratado de la EBY prohíbe enfáticamente. La energía es exclusivamente para ambos socios. Si uno no usa su energía, solo puede cederla al otro y recibe una compensación económica.