Bobeda pide que vuelva la calma, o sino “se destapará la caldera”

El senador oviedista José Manuel Bobeda aseguró que han existido infiltrados en el grupo campesino que ocupó las tierras de Blas N. Riquelme en Curuguaty, lugar que ha dejado para la historia una masacre que costó la vida de 6 policias y 11 labriegos.

Pidió a la prensa que divulgue el mensaje de paz para esa zona, y para todo el pais, ya que “sin la tranquilidad, puede ocurrir un nuevo estallido que se extenderá a todo el Paraguay”.

Apuntó que Ruben Villalba, sindicado como el lider de los trabajadores agrarios, no es de la zona.