Barack Obama: “Que el presidente Raúl Castro y yo estemos sentados aquí es un momento histórico para el continente”

Los jefes de Estado y de Gobierno de 35 países están reunidos hoy en la primera sesión plenaria de la histórica VII Cumbre de las Américas, en Panamá. La cumbre se inauguró ayer con el esperado saludo entre Barack Obama y Raúl Castro, en el primer encuentro entre dos presidentes de Estados Unidos y Cuba desde 1958.

Obama y Castro se saludaron con un celebrado apretón de manos en la entrada del acto inaugural de la cumbre en Panamá, después de que ambos países anunciaran en diciembre un histórico deshielo diplomático. Las imágenes dieron la vuelta al mundo.

Los dos mandatarios tienen previsto verse hoy para una “conversación”, según la Casa Blanca, en la que podría ser la primera reunión bilateral formal entre los presidentes de ambos países en más de medio siglo.

Los jefes de Estado y de Gobierno celebran hoy dos sesiones plenarias antes del cierre de la VII Cumbre de las Américas, previsto para esta noche.

En la cita participan por primera vez representantes de los 35 países de la región. Sólo se ausentaron la presidenta de Chile, Michelle Bachelet , debido a las inundaciones en su país, y el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit.

La presidenta Cristina Kirchner llegó tarde a Panamá y no participó en la ceremonia de apertura ni en la cena de los mandatarios.

A su turno en la sesión plenaria, el presidente Obama destacó la recomposición de la relación entre Estados Unidos y Cuba como el tema más importante de la cumbre. “Que el presidente Castro y yo estemos sentados aquí es un momento histórico para el continente”, dijo el líder demócrata.

“He pedido al Congreso que comience a trabajar en el levantamiento del embargo a Cuba”, adelantó Obama. Y aseguró que “las relaciones entre Estados Unidos y Cuba generarán nuevas oportunidades”

No fue el único en referirse a la presencia de Cuba en la cumbre. “Hoy podemos decir en Panamá que tenemos representados los 35 países del hemisferio”, dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto.