Ataque a jefes policiales en Minga Guazú: fiscal niega que haya desestimado un posible atentado

La fiscal Juliana Giménez, quien investiga el caso del ataque a una camioneta en la que viajaban dos jefes policiales del Alto Paraná, hecho ocurrido en Minga Guazú, negó que haya emitido una opinión desestimando la versión de que el suceso pudo haberse tratado de un atentado. “Esa fue una apreciación de los medios, yo no dije absolutamente nada”, aseguró.

La agente del Ministerio Público adelantó que todos los elementos cotejados serán sometidos a un análisis por parte de los organismos correspondientes.

Admitió asimismo que la tarea de identificación de los cuatro atacantes fallecidos se hizo difícil, debido a que tenían pegamento en los dedos, factor que causó inconvenientes a la hora de realizar tomas de las huellas dactilares.

En cuanto a las pruebas recabadas en el lugar, informó que se incautaron armas, placas y gorros policiales, además de un radiotransmisor, aunque no se pudo determinar que el aparato esté conectado a la frecuencia policial.

Los delincuentes abatidos eran de la zona o poseían familiares en las cercanías, uno de ellos contaba con orden de captura y otros dos tenían antecedentes penales e inclusive se encontraban cumpliendo con medidas alternativas a la prisión, reportó Giménez.