Arbitriaridades al otro lado de la frontera.

En otro momento el gobernador Nelson Aguinagalde, indicó que el Alto Paraná vive en un clima de intranquilidad, debido a los arbitrarios controles del lado brasileño a los comerciantes compatriotas.