Animales en Fukushima mueren de frio, no por la radiacion.

Los perros y gatos que fueron abandonados en los alrededores de la central nuclear de Fukushima en Japón, han tenido que sobrevivir a la radiación, la falta de alimentos y ahora al invierno, denuncian grupos ecologistas.”Con el invierno decenas de ellos están muriendo cada día. Los que están bien alimentados puede mantenerse caliente con su propia grasa corporal, pero los muertos de hambre se marchitan y mueren”, detalló Yasunori Hoso, quien dirige un albergue para perros y gatos rescatados en la zona.”Si no podemos entrar a sacarlos, espero que el gobierno por lo menos nos permita llevarles comida”, agregó.Más de 150.000 personas de la prefectura de Fukushima todavía no pueden regresar a sus hogares después del sismo y el tsunami que afectó a la planta nuclear hace un año.

(fuente: BBC Mundo)