Aireana pide a la fiscalía esclarecimiento de la muerte de joven lesbiana

El 7 de febrero de 2014 la joven Deysi Alguilera fue encontrada muerta en su departamento. Un año después no se ha aclarado si fue un suicido o un asesinato.

Deisy Aguilera, quien participaba de las actividades de la organización Aireana, denunció en 2013 a su padre por acoso sexual ante la fiscalía de Luque, ciudad en la residía con su familia. Ella aseguraba que dicho comportamiento se inició en el momento que ella puso a conocimiento de su familia que era lesbiana.

Deysi pudo refugiarse durante un tiempo en un albergue para víctimas de violencia del Ministerio de la Mujer quien realizó un proceso de acompañamiento del caso. Al salir de ahí alquiló un departamento con la ayuda de una institución de apoyo a mujeres y a los 3 meses, el 7 de febrero de 2014, fue encontrada muerta en una situación que la fiscala caratuló “a determinar” porque no se podía precisar si era suicidio o asesinato.

Durante el año 2014 Aireana puso el caso en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Ésta Comisión formuló un pedido de informe sobre el mismo al Estado paraguayo.

Hasta el momento, y a un año de lo ocurrido, la fiscalía no ha llegado a una conclusión definitiva sobre cómo se dieron los hechos, ya que varias diligencias se encuentran pendientes de realización. La organización considera este retardo es absolutamente injustificado.

Sin embargo Aireana afirma que lo importante no es si ella se quitó la vida o si la asesinaron, sino que fue la discriminación sufrida la verdadera causa de su muerte.