A 100 años del nacimiento del “Saltarín Rojo”

Un día como hoy, pero de 1915, nacía en Barrio Obrero, Asunción, el mejor futbolista paraguayo de todos los tiempos, Arsenio Pastor Erico Martínez, más conocido como “El Saltarín Rojo”, “El Paraguayo de Oro”, “El Hombre de Goma”, entre otros tantos apodos.

Erico, quien se originó como jugador en Nacional de su país y que más tarde supo brillar en Independiente de Avellaneda, Argentina, es considerado por FIFA como el mejor jugador paraguayo de todos los tiempos y uno de los mejores futbolistas sudamericanos de la historia.

Según la tabla de goleadores de la IFFHS se ubica en puesto 34, siendo el jugador paraguayo que más goles ha convertido en torneos de primera división, con 331 tantos en 372 partidos (prom. 0,88), lo que lo ubica en el puesto 34 de la tabla de máximos goleadores de todos los tiempos.

Se lo recuerda como un hombre lleno de nobleza, sencillo y alegre; como uno de los más grandes jugadores del Río de la Plata, merecidamente apodado como “El Rey del Gol”, como un deportista correcto, dentro y fuera de la cancha, que nunca protesto ni se quejó por nada referente al juego.