Entre la realidad y la esperanza

José María Patiño Talavera y Tania Beatriz Maíz Villalba son los jóvenes padres de Bianca, la beba de 10 meses, que padece de atrofia muscular espinal de tipo 1. Este 08 de diciembre, participaron de la misa central de Caacupé, y casi llegando al final de la celebración subieron hasta el altar para clamar a la Virgen por la salud de la niña, y pedir la solidaridad de todos los paraguayos para llegar a la meta de reunir los G. 13.000 millones necesarios para curar a la pequeña.

Tania Maíz se dirigió a los feligreses, a quienes comentó que fueron informados por el ministro de Salud de que en el año 2020 el Estado ya no seguirá costeando el tratamiento de la bebé, que desde hace cinco meses venía recibiendo dosis de una droga llamada Spinraza, que costó USD 75.000 cada una, y debía aplicarse a la paciente pediátrica tres dosis al año.

A la niña le dieron esperanza de vida de dos años si no recibe un costoso tratamiento.

Entre sollozos, la joven madre contó que vinieron peregrinando hasta la Virgen desde el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) y describió la desesperación que sintieron cuando supieron que el Ministerio de Salud les soltaría la mano en esta lucha.

Posteriormente, recibieron la información de que en Estados Unidos, el FDA (institución equivalente de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria de Paraguay) aprobó el zolgensma, un medicamento de AveXis (compañía farmacéutica Novartis) que promete la cura definitiva para la enfermedad, según refieren los padres de la menor.

Pero aunque a simple vista se vea como una cifra elevada, los padres no la ven como imposible de alcanzar. Es por eso que decidieron emprender una campaña nacional para llegar a los corazones de al menos un millón de paraguayos. Sostienen que si esta cantidad de personas dona G. 15.000 cada una, se llegará a la meta.Pidió oración

Luego de explicar la campaña a los asistentes a la misa central de Caacupé, la mujer suplicó a los paraguayos que oren por su hija. Ambos padres recibieron el abrazo consolador del obispo de Caacupé.

Los ciudadanos que deseen obtener más información sobre el caso de la pequeña pueden comunicarse al (0982) 573-517, según comunicó José María Patiño Talavera, el padre.

La campaña se denomina CuramePy y pueden buscar más información sobre la historia de la niña en las redes sociales (Todos Somos Bianca en Facebook, Instagram y Twitter).

Las donaciones se pueden hacer por medio de depósitos y transferencias en el Banco Interfisa, al número de cuenta 10271844 (caja de ahorro, titular José María Patiño Talavera CI 4.599.809).

Los giros de dinero igualmente pueden remitirse al teléfono (0982) 918-241